sábado, 10 de septiembre de 2016

El buen ánimo en el trabajo

Si eres follower de este sitio, conocerás mi apuesta incondicional por el buen humor en el trabajo. Textos como “Risa vs estrés” o ¿Te has tomado la pastilla? Son botones de muestra. En “Beneficios de la gamificación” te confesaba que en la medida de las posibilidades, me gusta que lo pasemos bien en el trabajo, disfrutarlo, ser feliz. Asimismo, en la página “Gimnasia” te transcribo una reflexión de Emerson sobre lo que ese poeta y filósofo del siglo XIX entendía por “tener éxito” y que empezaba por “Reír a menudo y mucho”. 

Y es que por muy importante que sea mi trabajo, que lo es, no voy a sacrificar el buen ánimo, el humor y la alegría en pro de una mal interpretada seriedad que se le presume a toda actividad profesional, empresarial, laboral o institucional. Michael Hess escribe en CBS Money Watch Your work may be serious, but your business doesn't have to be, donde propone cuatro formas de ayudar a incrementar el retorno de la inversión en los negocios mediante el humor, la diversión y la alegría. La primera no es otra que cultivar el humor y la diversión y dar la importancia que se merece a la cultura empresarial. 

El segundo postulado apunta que ese humor y diversión desplegados propician la creatividad, también fundamental en los negocios. En el tercero se afirma que las entidades que trabajan sin humor y con mucho estrés, suelen sucumbir. Finalmente, el humor y el regocijo motivan la garantía de un mejor servicio. Los colaboradores y colaboradoras que no se encuentran desanimados por una organización empresarial fastidiada y asfixiante, sienten libertad para expresar su felicidad y, también, contagiar al resto. Así que trabajo serio pero con actitud alegre (Fuente de la imagen: pixabay).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel