domingo, 22 de mayo de 2016

El presuntuoso

Se le atribuye a George Brassens la siguiente frase: “El mejor vino no es necesariamente el más caro, sino el que se comparte”. Este autor creo que también tiene una canción dedicada al vino. Transcribo parte del canto: “Al pie de la vid nací yo, bien noble, y no en una col, la vulgar cuna del populacho. Y mi rango es tal que en lugar de sangre, bien llenas de buen moscatel tengo bajo la piel las venas”. Entrando en materia, el registro de visitas del post “Catando entre líneas” y, en menor medida, “El tapado”, me anima a compartir contigo en esta mañana de domingo de mayo, sensaciones del último vino de Ribera del Duero que ha compartido Paco conmigo (Gracias), que no es otro sino un “Dehesas del Rey” crianza, elaborado por “Hijos de Antonio Barceló, S.A.” en Bodegas y Viñedos Viña Mayor, situada en el corazón de las rutas del vino y de los Monasterios, en la denominada “Milla de Oro” de la Ribera Del Duero (al menos eso es lo que he podido averiguar). A pie de post te dejo un vídeo, subido a Youtube por Miguel Ángel Cartagena Salgado, con instantáneas de una visita a la bodega.

En sintonía con el vino referenciado en “Catando entre líneas” y “El tapado”, en la página web de esta bodega, Dehesas del Rey no aparece por ningún lado, lo que me empieza a escamar un poco: ¿Se avergüenzan de ese vino? ¿Es una segunda marca elaborada a partir de excedentes adquiridos en otros pagos? En fin, recurro a la consabida frase: “De todo hay en la viña del Señor”. En cuanto al vino, lo tomamos ayer acompañando a unas hamburguesas de “escándalo” que horas antes preparamos y dejamos reposar, sugerencia del querubín, y que si quieres otro día te paso la receta. “Como no tengo abuela” apuntaré que me salieron exquisitas (salvo la falta de una pizca de sal, pero eso siempre viene bien para la salud), lo que no puedo decir del vino, que no me llegó como los otros que degusté en las semanas anteriores y eso que notas de armonía y sutileza se dejaron entrever. Por la noche, Paco me confesó el precio, confirmando mi presentimiento de que éste no estaba relacionado adecuadamente con la calidad del vino. Así que le asigno el mote: "El presuntuoso".

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel