miércoles, 23 de marzo de 2016

Horizonte nítido

A estas alturas de la película, queda meridianamente claro que si no dispongo de la visión de un horizonte nítido y dibujado con claridad desde el primer momento, caminaré sin rumbo fijo, disipando respeto, confianza y credibilidad, hasta traspasar el punto de no retorno y, después, el fracaso en toda su crueldad y extensión. Luego llegarán las lamentaciones y las justificaciones, por no decir excusas: que si el planteamiento, que si los factores exógenos, que si la deficiente programación, que si la competencia… Utilizando el refranero castizo: ¡A buenas horas mangas verdes! (Fuente de la imagen: pixabay).

Escriben Karen A. Brown, Nancy Lea Hyer y Richard Ettenson en MITSloan, The Question Every Project Team Should Answer, que traducido con mi ingles de los Montes de Málaga es algo así como “La pregunta que cada equipo de proyecto debe responder”, acerca de concentrarse en la razón de ser del proyecto empresarial, con el objetivo de incrementar las posibilidades de éxito, sugiriendo caminos como dotar al negocio de un motivo que posibilite más compromiso por parte los inversores/promotores y de los colaboradores, incrementar el nivel de satisfacción de la clientela, suscitar productividad a raudales o forjar distinta y efectiva popularidad.

Para conseguir ese horizonte nítido común, sugieren los articulistas plantear a los equipos investigar sus motivaciones sobre el proyecto, discutiendo los fines y proponiendo soluciones transformadoras que afronten los auténticos desajustes de todo tipo (productivos, organizativos, comerciales…). El quid del descubrimiento del propósito, del horizonte, se encuentra en el planteamiento y respuesta a cuestiones identitarias (relativas a la identidad), ¿Cuál es el desajuste? ubicativas (relativas a ubicación) ¿Dónde está el desajuste? temporales (relativas a tiempo) ¿Cuándo se promovió el desajuste? y medibles (relativas a medida) ¿Cómo de magnánimo es el desajuste?

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel