miércoles, 13 de enero de 2016

Publicidad engañosa

¡Vaya! ¿Entonces, según la Abogacía del Estado Español que defiende a la Infanta en el Caso Nóos, la consigna “Hacienda somos todos” es sólo publicidad? (El Mundo). Con esa explicación podría entenderse, por ejemplo, el perenne ensañamiento con los numerosos desesperados que luchan en esas economías de guerra o de supervivencia a la que han sido empujados por la crueldad de unos pocos, distrayendo los cuatro euros de tributación para, de esa forma, dar de comer un día más a los suyos, mientras los de siempre hacen y deshacen a su antojo, con la conjetural connivencia de los Poderes del Estado. Y ya puestos en esto de los anuncios publicitarios, cabría preguntarse: ¿Publicidad engañosa? (Fuente de la imagen: pixabay y elaboración propia). 

Desde hace unos años, en textos como ¿Igual para todos?, “Stand by imputatorio”, ¿Fiscal de oficio? o “Casi ofendido” te he ido comentando algunos aspectos en relación al Caso Nóos en mi país. Pero a estas alturas de la película, con la introducción que te he escrito, la vista preliminar desarrollándose y la Doctrina Botín merodeando por la Sala de Vistas, voy a centrarme en una frase que en “Máximas de experiencia” te apuntaba en plan jocoso como, eso, una posible máxima de la experiencia: “Hacienda no somos todos” . Parece que esa jocosidad no es tal y va camino de convertirse en una lógica interpretativa proveniente del sentir común de la ciudadanía, de su sano juicio hipotético procedente de la experiencia, al estilo "buen padre de familia". 

Y es que al escuchar ayer en una radio al juez José Castro apuntar que consideraba una falta de respeto eso de decir que “Hacienda no somos todos”, pensé que había leído el post y me estaba censurando, pero más tarde, en las noticias de la sobremesa, hilé que quien lo había dicho no era otra que la letrada Dolores Ripoll, en la defensa que realizó dentro de la primera sesión del juicio arriba referenciado. En ese momento entendí el por qué de la reflexión de Castro que te transcribo a continuación: “era algo que uno ya se temía, pero que te lo digan a la cara, me parece una falta de respeto hacia quienes ingenuamente hemos pagado nuestros impuestos creyendo en ese principio". Suscribo lo que ha dicho Su Señoria. (Fuente: Catalunya Radio y El Mundo).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel