domingo, 3 de enero de 2016

Estoicismo, misericordia y compasión

Tarde de cine la del sábado. “Carlitos y Snoopy”. Te advierto que seré tremendamente subjetivo puesto que soy un incansable seguidor de ese perro. Dirigida más bien a un público que un día fue niño en el sentido literal, empiezo por el cuidado guión, donde la trama discurre de manera natural y, a la par, seductora. Igualmente, la animación en su conjunto, destila estilo y respeto al dibujante y su obra. Disfruté como un guarro en un charco con Snoopy subido en su caseta avión en su incansable lucha con el Barón Rojo, entre unos trabajados y cuidados fondos.

En cuanto a Carlitos, detecté menos crueldad en la película que en las tiras cómicas. El estoicismo y la misericordia que surge de su presunto “sino”, que le corteja en su tránsito diario, me genera un sentimiento compasivo hacia el personaje. A los peques que nos rodeaban, de entre ocho y doce años, les gustó la peli. Te dejo un tráiler, subido a Youtube por Trailers y Estrenos (Fuente de la imagen: elaboración propia).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel