domingo, 6 de septiembre de 2015

Escuchar los consejos

Es bueno encontrarse proclive al feedback en las relaciones empresariales, institucionales o laborales, porque además de aportar valor a la continua toma de decisiones, me posibilita un efectivo autoconocimiento de mi perfil profesional. Con el paso de los años, he modulado la capacidad de escuchar lecciones que terceros me han brindado o trasladado, si bien no sé si domino aspectos como el arte de catalogar a la persona que me ofrece el consejo, controlar la influencia de mis niveles de estrés en las decisiones, etc. por lo que todavía alguna que otra vez me pongo en clave defensiva, cerramiento de mente y visita al lado ciego, olvidando la práctica de la pericia esencial de aquél que necesita ayuda técnica: la escucha.

Dependiendo del proyecto, área, actividad o tarea, procuro inventariar aquellos aspectos sobre los que necesito un asesoramiento, consejo u opinión de un tercero. Pero antes de esta acción es bueno cultivar una mente propensa a la escucha en cualquier situación o revés, describir clara y objetivamente las especificaciones del tema que se somete a crítica y disponer de una relación de peritos, expertos, asesores o consejeros en distintas especialidades o materias. Hoy, las redes virtuales de profesionales y el networking amplían y potencian la efectividad de estas listas (Fuente de la imagen: pixabay).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel