martes, 3 de marzo de 2015

Practicidad, creatividad y sabiduría

Agradable tarde la de ayer, escuchando a Óscar disertar sobre la inteligencia emocional aplicada a la gestión comercial y al marketing. Cuando referenció a Sternberg y su teoría de la inteligencia triárquica, no pude evitar recordar la clase de Andrés sobre la inteligencia emocional aplicada a la negociación, que impartió en octubre del año pasado, con Gardner y las siete inteligencias especializadas que componen la inteligencia tradicional (verbal, lógico-matemática, espacial, musical, física, práctica y naturalista) y las dos inteligencias múltiples que conciertan la inteligencia emocional (intrapersonal e interpersonal).

Si bien en un psicotécnico para medir la inteligencia tradicional que me pasaron en tercero de BUP (finales de la década de los setenta del siglo pasado) compis como José Antonio, Francisco Javier, Milagros, Cristina… pueden certificar que no salí mal parado (ellos tampoco), reconozco que siempre he desconfiado de este tipo de evaluaciones tradicionales o cognitivas, tendiendo a valorar otro tipo de enfoques o inteligencias, que posteriormente otros expertos pusieron en valor (ver "El modelo emocional" o "Miedo a la inteligencia social", entre otros textos publicados en este blog).

Aprovechándome de lo aprendido ayer y de lo recomendado en clase hace unos meses, te apunto que Robert Sternberg ha dirigido importantes esfuerzos en el desarrollo e implementación de evaluaciones no cognitivas, asentados en décadas de investigación acerca de su teoría, circulando en tres pivotes: practicidad, creatividad y sabiduría (de ahí lo de triárquico). A continuación te dejo un vídeo, alojado en Dailymotion, donde se nos comenta el denominado caleidoscopio (Fuente de la imagen: elaboración propia).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel