martes, 27 de agosto de 2013

Tonterías las justas

Publica la Subdirección General de Apoyo a la Pyme, del Ministerio de Industria, Energía y Turismo del Gobierno de España, en su informe “Retrato de las PYME 2013” (si quieres acceder al texto clickea AQUÍ), que según el Directorio Central de Empresas (DIRCE), el 1 de enero de 2012 había en mi país 3.195.210 empresas, de las cuales 3.191.416 (99,88%) eran PYMEs (entre 0 y 249 asalariados). En comparación con la Unión Europea, las microempresas (de 0 a 9 empleados) suponen el 95,5% del total de empresas, 3 puntos por encima de la estimación disponible para el conjunto de la UE en 2011 (92,2%). También hay una diferencia significativa en la representatividad de las empresas españolas pequeñas (3,8%), casi 3 puntos por debajo de la estimación para el conjunto de la UE27 (6,5%).

Traigo a colación lo anterior porque leo en Expansión (“Un nuevo concepto de pyme para que fluya el crédito a las medianas”), que el Gobierno de España aprobará una ley en la que ampliará la definición de pyme para que más empresas entren en esta categoría y sea más fácil que fluya el crédito. Es decir, el concepto gran empresa, ese exiguo 0,12%, desaparecerá por completo ¿No? Con todo respeto, creo que una vez más se confunde el tocino con la velocidad. Todo el mundo sabe por qué no fluye el crédito. Te enumero algunas de las causas: las entidades financieras van a su bola, intentando desencajar su negativa relación entre crédito y capital propio invertido en las operaciones financieras pasadas apalancadas; los bancos prefieren hacer negocio con los diferenciales que consiguen en los mercados de capitales jugando con la deuda pública de los estados, en un círculo financiero muy vicioso y peligroso; la recesión que vivimos con el peligro latente de la fractura de la moneda única, …

Va en aumento mi preocupación que en España, siguiendo las directrices de Alemania, estemos dando palos de ciego sin una idea clara del devastador incendio o siguiendo el camino de los intereses del país teutón (que no sé qué es peor). En cuanto a la PYME y Micropyme, basta mirar de soslayo lo que se está haciendo en economías como la estadounidense, la japonesa o, incluso, la rusa (por poner unos ejemplos cercanos), para saber qué es lo que hay que hacer para dinamizar la economía y no despistar con propuestas sesgadas por ineptitud del político de turno o concernidas en beneficiar aún más a la gran empresa y a las finanzas, en detrimento de la PYME en general y la Micropyme en específico. Por favor. Tonterías las justas, que todo lo que está pasando, económica y socialmente, es muy serio (Fuente de la imagen: sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel