miércoles, 10 de julio de 2013

A cámara lenta

Corría el año 1978 y mientras me peleaba en el BUP con mis miedos y timidez, el Atlético Madrid de Balonmano se preparaba para ganar la Copa del Rey, así que con la voz entrecortada por la tartamudez, le intenté trasladar al profe de Gimnasia mi interés por el balonmano. Lo entendió bien el hombre, cuyo mote, para desilusión de mis amigos de entonces, voy a omitir, y a las primeras de cambio me puso de portero, sustituyendo a un compañero que era buenísimo parando, pero de vez en cuando le daba como un pánico y pedía insistentemente que lo cambiaran. Yo no era tan avezado, pero también atrapaba algunos juguetones y pícaros balones. Quiero recordar que, a veces, veía la pelota como si fuera a cámara lenta y era una gozada desviarla fuera de la portería. Otras veces me metían unos "golazos" tontos.

Ayer rememoré todos esos momentos cuando leí la nota del Club Balonmano Neptuno (Balonmano Atlético de Madrid) comunicando a todos los aficionados y seguidores que ante las dificultades actuales por las que atraviesa la economía y que afecta a todas las entidades, las deportivas entre ellas, la sociedad tomó la decisión de no continuar en su actividad deportiva, cerrando en consecuencia todas las secciones de la misma. La falta de patrocinadores y apoyo logístico de las Instituciones Públicas, unido a la imposibilidad de que por parte de los altos directivos del Club Balonmano Neptuno se puedan seguir realizando las aportaciones económicas necesarias que a fondo perdido se venían realizando, han hecho imposible la supervivencia del Club.  También corren rumores que la puntilla ha sido las deudas acumuladas con la Seguridad Social y la Agencia Tributaria. Si quieres leer el comunicado completo, clickea AQUÍ (Fuente de la imagen: su página web).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel