miércoles, 19 de junio de 2013

Cultivo 4P x 6R

Ayer fue fiesta local en Málaga capital, así que tocó convivencia con un grupo de amistades y sus respectivas familias. Como viene siendo habitual, la sobremesa la dedicamos a charlar sobre lo divino y lo humano de esta sociedad en la que nos toca vivir. La conversación derivó en la defensa a ultranza que Sebas hizo de la importancia de las relaciones con los clientes, por encima, incluso del producto o servicio que se esté vendiendo. 

Rescató del baúl de los recuerdos aquella sistemática marketeniana conocida como las 4P, que estudié por primera vez en las clases de las asignaturas de Marketing y Publicidad de tercero de Gestión Comercial, en la década de los ochenta del siglo pasado: producto, precio, distribución (en inglés “place”) y promoción, conjugándola con la también conocida como las 6R: reestructuración, reducción, reutilización, reciclaje, redistribución y, por derivación, revalorización.

Todo eso del valor de las relaciones con los clientes y el cultivo "4P x 6R" lo firmo, pero no comulgo con que la trascendencia defendida por el amigo se encuentre por encima de la calidad del producto o servicio que se ofrece. ¡Cuidado! Son dos platos de una misma balanza. Si tengo muy buenas relaciones con mis clientes pero el servicio profesional que les doy es pésimo, mafioso o abusivo: malo, malo. Igualmente al revés, por muy buen producto que tenga, si trato a los clientes con la punta del zapato: malo, malo (Fuente de la imagen: sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel