jueves, 13 de junio de 2013

¿Bullying o Mobbing?

Agradable tarde profesional la de ayer, en compañía de personas comprometidas en la consecución de un mundo económico y, por derivación, social mejor. No sabía que había tenido impacto la frase que encabeza este blog: “La garantía de una sociedad justa se encuentra en una economía responsable” (Gracias). A la vuelta, esperando en la parada del autobús, me encontró un excolaborador de un frustrado proyecto emprendedor de hace unos años y en el que siguió un tiempo posterior. Después de escucharle, se me vino a la cabeza la similitud con el acoso escolar que sufre la infancia, pero traducido al entorno laboral. 

También conocido como hostigamiento escolar o por su término inglés bullying (fuente: Wikipedia), el acoso escolar consiste en cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado. Estadísticamente, el tipo de violencia dominante es la emocional, registrándose mayoritariamente en el aula y patio. Y en el trabajo tenemos lo que los psicólogos catalogan como mobbing y que ya te comenté colateralmente en el post “Vacío”. 

Es sorprendente la similitud entre las dos acciones: acoso escolar, acoso laboral. Concluí que el hostigador o ejecutor del asedio en el trabajo es peor que el matón del patio del colegio, puesto que el segundo, siendo censurables sus acciones, el responsable es su entorno social (padres, tutores…), por lo que no se le debe asignar al primero ese calificativo, ni tampoco alimañas o sabandijas, puesto que también estas últimas son seres sin maldad. Mejor, los innombrables (fuente de la imagen: sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel