martes, 26 de febrero de 2013

Ni lo uno ni lo otro

Bajo el título “La rueda de la fortuna”, escribe Shumpeter en The Economist, “The wheel of fortune”, sobre la incertidumbre a la hora de elegir a un buen directivo, CEO o ejecutivo, como prefieras llamar al que dirige el cotarro gerencial en una empresa. Un decente gerente puede dar un vuelco a una entidad y reconvertirla en un proyecto de éxito. Por el contrario, un deplorable ejecutivo muy previsiblemente trocará una empresa exitosa en una ruina.

También, podían haber titulado el artículo "La ruleta rusa". Curiosamente, salvo las sociedades deportivas (exceptuando al Real Madrid, que hizo picar billete a Del Bosque cuando estaba consiguiendo los mejores resultados), las empresas tienden a atesorar a su “number one” cuando la economía está mal y derivan en la contratación de un nuevo CEO cuando la economía va viento en popa. Ni lo uno ni lo otro.

Hay que cambiar cuando hay que cambiar, estemos en crisis o en bonanza. Por su parte, se escribe en The Economist que la nueva incorporación debe renovar el plantel ejecutivo, excluyendo a cualquier pieza dudosa y redistribuyendo puestos de confianza. No estoy totalmente de acuerdo: hay que preservar lo bueno y apartar lo que no sume. Tampoco hay que mantener a la totalidad del equipo anterior porque sí. Ni lo uno ni lo otro (Fuente de la imagen: sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel