martes, 20 de noviembre de 2012

Una gozada informativa

Transcurría el verano del año 1999 mientras andaba enfrascado estudiando, evaluando, valorando, una empresa del sector de Internet y Telecomunicaciones, proyecto que nos había llegado vía el bufete del contacto Javier.

El equipo técnico laboraba a destajo, los telecos asignados al proyecto se pusieron las pilas, y los representantes de la entidad objeto de inversión, facilitaban toda la documentación que se les solicitaba. 

Pero necesitaba una contrastación de la información societaria y financiera y un rastreo, al menos a nivel nacional, porque las empresas del sector, en aquellos tiempos mal llamado, de la e-conomía o nueva economía, me ponían moscas detrás de la oreja.

La investigación mercantil, antaño duraba mínimo entre quince días y un mes, realizada por especialistas y a un respetado coste. Por mucho dinero que quisiéramos dedicar, no disponíamos de ese tiempo. 

Sentado delante de la pantalla, terminando de testar una nueva versión de la gestión de activos que imbricaba todos los centros, delegaciones, divisiones y departamentos del grupo empresarial en el que trabajaba, todo a través de la Red, se me ocurrió teclear en el buscador de Netscape “informes financieros”.

Al momento localicé un portal, creo que con sede física en Granada (España) y después de analizarlo, decidí usar sus servicios de información junto con los de otra página web (que años después descubrí que eran los precursores de INFORMA). 

Fue una gozada informativa y profesional. En cuestión de minutos disponía de datos alternativos que corroboraban la indagación previa y añadían información colateral, también interesante. ¡Vaya medalla que nos colgamos ante el number one!

Conforme iban transcurriendo los años, y dependiendo de los distintos proyectos empresariales en los que he tenido la suerte de colaborar, he utilizado estos portales de información on line, unas veces para análisis financieros, otras para informes comerciales, por ejemplo bastante demandados en Virgen de la Oliva (ver post "Si el vino vienen viene la vida"), para evaluar la bondad y riesgo de los compradores de vino y aderezo, fundamentalmente. Recuerdo que en mi etapa en la entidad de capital riesgo M Capital (2007-2010), volví a encontrarme con los servicios de INFORMA, incluso me senté con su delegado en Andalucía y los representantes de la matriz.

Paralelamente, en mi actividad concursal, la consulta de información financiera y societaria a través de internet es el día a día, compaginada con la información proveniente del propio Registro Mercantil Central. Pero reconozco que los análisis que te facilitan portales como el de INFORMA, cada vez más profesionales e interactivos, facilitan y complementan sobremanera la labor de consultoría, asesoría o de administración judicial.

Finalmente, me tomo la libertad de comentarte el proactivo email que recibí hace unas semanas, de Enrique, colaborador de Informa, editor del sitio infodempresas.com y, como tú, visitante de este blog, invitándome a pasar por sus entornos virtuales, insistiendo sin ningún tipo de contraprestación, rogatorio que valoro e invitación que agradezco, aunque confiese la no necesidad de aceptar su propuesta, puesto que, como he intentado describir en los párrafos anteriores, soy veterano promotor y usuario, a través de los distintos trabajos de análisis en los que he participado.

Pero después de llegar aquí, tú y Enrique entenderéis por qué debo relatar mi experiencia en estas lides, mencionar los servicios de información financiera a través de Internet a nivel general y a su institución en específico, debido al conocimiento del servicio desde hace más de una década, el consumo de sus paquetes de información, sentirme razonablemente satisfecho y, por lo tanto, en el compromiso de aprovechar este momento del alba para trasladártelo, por si es de tu interés, y de paso redactar el post de hoy (fuente de la imagen: página web de Informa).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel