sábado, 10 de marzo de 2012

Vino Naranja

Escribía Juan Ramón Jiménez, cuyos padres se dedicaban con éxito al comercio de vinos, en «Platero y yo» (Elegías, 1908):
«... llegado septiembre, si el diablo no agua la fiesta, se colma esta copa, hasta el borde, de vino naranja y se derrama casi siempre como un corazón generoso».
Ayer, junto a unos amigos, degustamos Vino Naranja, detalle de unos contactos de Huelva (España). Pertenece a la Denominación de Origen Condado de Huelva.

Lo maridamos a base de paté y queso, pero seguro que se relaciona también con los postres.
El método de elaboración y crianza se basa en el sometimiento de un vino blanco a una aromatización con un macerado de cortezas de naranja, seguido de un proceso de envejecimiento, mediante el sistema de criaderas y soleras, por un período mínimo de dos años, tiempo que es dilatado por algunas bodegas hasta ocho años y más.
El Vino Naranja disfruta de una  larga tradición histórica en la zona geográfica «Condado de Huelva», siendo concretamente a partir del siglo XIX cuando adquiere su notoriedad. Ya en 1870 Bodegas del Diezmo Nuevo, coloca en el mercado este tipo de vino, consiguiendo una gran aceptación.

2 comentarios :

  1. si no recuerdo mal, creo que Malaga Virgen tiene un vino que tiene sabor a naranja. Lo que pasa es que no lo has visto en el museo del vino porque obviamente no tiene d.o. Pero eso no quiere decir que este malo sino todo lo contrario.
    saludos
    Caye

    ResponderEliminar
  2. Hola, Caye. Efectivamente. El de Málaga Virgen no lo he probado, pero el del Condado de Huelva está de escándalo y parece que las raíces se extienden más allá del siglo XIX.

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel