sábado, 29 de octubre de 2011

El Bicharraco

En el post “El Lechuguita” te escribía sobre "El Bicharraco", cenáculo encima de la cornisa del Tajo de Ronda (España).

Con motivo de estas fechas, en recuerdo de los difuntos, ayer por la tarde estuvimos en el pueblo. Me despisté conscientemente de la comitiva porque quería visitar el sitio.

Tengo que decir que el nombre, bicharraco, fue asignado por mi pandilla de la adolescencia y desde este sitio reclamo para ella la autoría.

Me comprometí contigo a explicarte el por qué del curioso apodo. Esta mañana toca.

Una de las tardes de primavera de finales de la década de los setenta del siglo pasado, estábamos las cuatro V más Guti y Melgar, tumbados debajo de la construcción.

Cansados de hacer rimas sobre cualquier tema que se nos pasara por la mente, nos quedamos callados mirando la inmensa cúpula del cenáculo, vista desde la perspectiva que teníamos.

A uno se le ocurre decir en rondeño castizo: “Qué peazo de bicharraco”. Risas y más risas.

Desde entonces ¿Dónde quedamos? En el bicharraco. Y quedó bautizado. Creo que hoy poca juventud en Ronda desconoce el nombre. Hasta el punto que se le ha rodeado con una valla de hierro.

Después de la visita a este cenáculo de culto, paseé por la Alameda del Tajo, recordando la feria, cuando se instalaba allí a finales de los sesenta y principios de los setenta del siglo XX, o los paseos con aquel rígido monopatín que me compre en San Sebastián. Recuerdos. Muchos recuerdos.

Te dejo una foto del Bicharraco. Si quieres más de La Alameda del Tajo, clickea AQUÍ.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel