sábado, 21 de mayo de 2011

Cambio Versus Estandarización

Ayer, por la tarde, estuve con varios consultores, especialistas en gestión del cambio y pertenecientes a una firma nacional de reconocido prestigio, estudiando una posible línea de colaboración futura. La reunión fue bastante interesante, pero esta mañana te la comento como colación de una reflexión que se fraguó en mi mente, mientras escuchaba a los versados especialistas en reestructuración empresarial, reingeniería de procesos y cambio organizacional.

Imagino que eres consciente que en esta Vida que nos ha tocado transitar, el Cambio Continuo o Perenne forma parte de ella y si no lo asumes, vas cuesta abajo y sin frenos. El caso es que algunos consultores, sobre todo los de firmas grandes, en su afán de regularlo o protocolizarlo todo, disponen de manuales de procesos para gestionar convencionalmente todo cambio en las organizaciones.

Puede que para determinadas trasformaciones, estos compendios ayuden, pero el mundo de la empresa se encuentra determinado por un cambio chorreado y menos trabado a dificultades determinadas preconcebidas.  Sin aparente éxito, al final del encuentro, intenté argumentar que no todo se puede estandarizar, debiendo crear técnicas nuevas para cada institución, según su ámbito territorial y sectorial de actuación, su clima laboral y, en síntesis, su cultura empresarial.

Estas soluciones para cada situación, estarán soportadas en la innovación específica, el saber escuchar a la propia organización y la creatividad conjunta del consultor y su cliente, generando doctrinas, pensamientos y concepciones profesionales que se irán irradiando y arraigando en la cultura empresarial que se pretende ayudar a cambiar.

Una vez que se detecta que esas ideas se van propagando y arraigando, entonces el consultor comienza a diseñar e implementar procedimientos para integrar ese cambio personalizado en la estructura organizacional, pero no antes o con diseños estándar, creados a partir de experiencias de transformación o reingeniería en otras entidades, por muy importantes que fueran éstas o las firmas de consultoría que asesoraron.

Un paso pequeño después, hay que explicar suficientemente todo el proceso, los objetivos y la finalidad, vía tubos de ensayos que posibiliten ampliar el conocimiento de los colaboradores y colaboradoras, de forma que se propicie la fecundación de nuevas concepciones que retroalimenten el ciclo continuo de Cambio. Imagen incorporada posteriormente; fuente: pixabay

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel