jueves, 24 de marzo de 2011

¡Ay! los miedos

La tarde de ayer la pasé en Marbella. Previo a la reunión de trabajo con abogados, quedé con un contacto que hacía tiempo que no veía.

Comimos por la zona del puerto. No es la Marbella que conocí en los años 1991, 1992 y 1993, cuando era director de auditoría interna de la Euromarket de entonces, empresa de distribución con veintiún supermercados, tres hipermercados, almacén regulador y línea de franquicia.

Varios de los establecimientos los teníamos en la ciudad y el tránsito de personas era distinto, bullicioso. Ayer la percibí melancólica.

La comida fue gratificante, no por los frutos del mar que degustamos, sino por la conversación con mi interlocutor.

Transcurrió el diálogo sobre los fantasmas que corren por nuestro cuerpo a la hora de afrontar decisiones, proyectos o actuaciones sensibles.

Lo bueno es que tu cuerpo seguirá las directrices que tu mente marque, por lo que cuando nos enfrentemos a esos retos, esa mentalidad será determinante en el resultado de la acción o de la gestión.

Hay que pasar de esas angustias porque no nos llevan a ningún buen puerto.

¿Cómo? Teniendo confianza en uno mismo, siendo consciente de tus destrezas, confiando en ellas y en tus posibilidades (foto de imagenes-gratis.net).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel