martes, 6 de julio de 2010

Tengo una oportunidad

Ayer charlé con los miembros de un equipo acerca de la necesidad de valorar lo que tenemos y construir a partir de ahí, con ánimo, tesón y con los pies en el suelo. Lo que no construyamos nosotros no nos lo va a construir nadie.

Una compañera lleva días animándose con la siguiente muletilla:

“Tengo trabajo, tengo trabajo”
Me permití expresar una alternativa: 

Tengo una oportunidad, tengo una oportunidad, voy a aprovecharla”

Apuntaba en el post “¿Necesitamos una Recesión?” los “procesos de destrucción creativa”, en los que se descartan las empresas poco competitivas y acaban con los excesos de prosperidades anteriores, dejando la economía más sana, más saludable.

Las recesiones retribuyen las fortalezas y penalizan las flaquezas, generando distintas opciones, lapidando pretéritas costumbres y demoliendo añejos estándares comerciales y operativos de transacciones económicas y financieras. 

Así que ponte las pilas. Puedes hacerlo (foto de imagenes-gratis.net).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel