sábado, 2 de enero de 2010

El Camino

Ayer tocó el preceptivo recorrido de año nuevo por el paseo marítimo de turno. Día aciago por motivos atmosféricos. Salvando las desgracias acaecidas en algunas zonas, lo normal en estas fechas es que llueva y nieve. Recuerdo en la infancia, los periodos de lluvia y el dicho “año de nieve, año de bienes”. Me relaja la idea de que los pantanos tengan agua. En fin. Encontramos a un contacto que no lo veía desde hace más de diez años y con el que he conectado recientemente a través de networking. Abrazos. Los comentarios normales en estos casos: “Nos tiramos una década sin vernos y en una semana nos relacionamos virtualmente y nos encontramos paseando”. A la pregunta "¿Cómo te va?", otra respuesta de libro:“En la guerra diaria”, frase que me hizo pensar por la tarde en que todo lo enfocamos como si fuera una “lucha”, ya sea en la profesión, oficio o trabajo, o con las cuestiones personales o familiares (imagen de gifmania.com).

Ese bélico planteamiento de todas las relaciones, conlleva otros peligrosos enfoques. Por ejemplo, del tipo: “O estás conmigo o contra mí”. Vía Almudena Ortiz (PiensaUnPoco.com), llego a la pregunta que Ima Sanchís (La Vanguardia), le hizo a Tiziano Terzani, autor del texto “Cartas contra la guerra”: “¿El mundo es uno y cada parte tiene su sentido?”. El viejo corresponsal de guerra respondió: “Sí, es posible reemplazar la lógica de la competitividad por la ética de la coexistencia. Nadie tiene el monopolio de nada. La idea de una civilización superior a otra es sólo fruto de la ignorancia. La armonía, como la belleza, está en el equilibrio de los opuestos, y la idea de eliminar uno de los dos es sencillamente sacrílega”. Termino. Hace unas semanas, a la pregunta de una colaboradora “¿Cómo te ha ido?”, le respondí “La vida es un camino”. Me gusta esa visión y procuro pensarla para todo. Creo que me permite acercarme más al pensamiento de Terzani: equilibrio, armonía, belleza (foto de Tiziano Terzani; fuente: Wikipedia).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel