domingo, 2 de agosto de 2009

Vaso medio lleno

Tienen que estar los empresarios con la confianza y los ánimos a tope, ya que ven el vaso de la recuperación medio lleno. El artículo de Carlos Gómez, Empresas menos pesimistas (El País), me ha recordado un texto de hace unos años, escrito en Knowledge-Wharton, sobre la importancia de las emociones en los negocios, basado en "Feeling and Believing: The Influence of Emotion on Trust," de Maurice E. Schweitzer, y Jennifer Dunn, publicado en Journal of Personality and Social Psychology. Parece que en los negocios, la emoción juega un papel clave. "El grado de confianza o desconfianza que tengo en ti depende no sólo de lo confiado que yo sea y de lo que sé sobre ti, sino también de una serie de sucesos irrelevantes que podrían haber influido en mi estado emocional“. Según Schweitzer y Dunn, “las emociones que son irrelevantes a la hora de emitir juicios influyen, sin embargo, en el grado de confianza depositado de un modo bastante predecible". Por tanto, que no se nos vaya la olla e interpretemos inadecuadamente las señales del mercado, aunque, visto desde otra óptica, un moderado optimismo es mejor que un continuo pesimismo (gif de espaciolatino.com).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel