viernes, 21 de diciembre de 2007

Me sentí paje

Pedí la tarde de ayer libre, porque tenía que realizar una tarea especial: ayudar a preparar la llegada de los enviados de los Reyes Magos de Oriente al Colegio. Llegué un poco más temprano de lo normal. El atento conserje me acompañó hasta la secretaría, dejándome en las manos del subdirector y jefe de estudios. Luego, me invitaron a almorzar en el comedor de la escuela, junto a la dirección. 

Nos pusimos en la cola, cogiendo la bandeja, el tenedor, el cuchillo, etc. Mientras esperaba que la cocinera me incorporara las raciones, eché un vistazo a las numerosas mesas llenas de personitas reponiendo fuerzas. Por un momento, me trasladé al comedor de mi tardía experiencia en la EGB, allá en un colegio en Ronda, cuando Don Salvador nos dio una larga charla sobre la comida y las necesidades de los niños en África (Gracias, Salvador). 

El momento duró más de la cuenta, porque de la infancia pasé a los comedores universitarios de Málaga, Granada y Madrid, con multitud de gratas convivencias y largas sobremesas entorno a un “sombra” (café con leche con poco café), o dormitando en el césped. La directora me hizo volver a la actualidad y le trasladé la cantidad de emociones que había sentido en un segundo. 

Después de un café en la cantina, pasamos a realizar los preparativos. Los enviados de Sus Majestades, llegaron puntualmente. Los niños y niñas de Infantil los esperaban en al salón de actos. Iban subiendo al estrado, se dirigían al “Rey” asignado; le entregaban una carta con sus ilusiones; conversaban; Su Majestad le daba un regalo, se despedían y el paje de cada Rey me lo entregaba. Ayudaba al pequeño a bajar del estrado y se lo dejaba a su “Seño”. 

Al rato, me di cuenta que estaba sudando a borbotones ¡cuántas veces bajé y subí los escalones! Mejor, así quemé algunas calorías. Terminé destrozado físicamente pero reconfortado espiritualmente e inmensamente Feliz: Me sentí paje. (Ilustración del Mec “Las tres hermanas: El comedor del colegio mayor”, de Nuria Pérez). Fuente de la imagen: sxc.hu.