domingo, 18 de marzo de 2007

Ser o no ser

Leo el artículo de Patricia F. de Lis en el País, 750 millones para engañar a Google, acerca del interés por aparecer en los primeros puestos de búsqueda de Google, o no aparecer o modificar lo que el buscador dice de nosotros.

Ya hemos hablado en esta bitácora del ser o no ser en la Red de Redes (por ejemplo, ver post Visibilidad en Internet). Pienso que para muchas actividades empresariales y profesionales, como la consultoría estratégica, es una obligación estar en la Red y bien localizado en los buscadores más importantes.

En mi caso, si introduzco mi nombre y mis dos apellidos el resultado de hoy en Google es de 18.900 referencias (ojo, si lees este post mañana, igual ha cambiado el dato). Si pongo sólo el nombre y el primer apellido, el resultado se dispara hasta cerca de las cien mil referencias y aunque sigo apareciendo en primer lugar, cortesía de ziki, ya se me ha metido un intruso (en el mejor de los sentidos, se entiende) en segundo lugar.

Realizo la prueba con el concepto consultoría estratégica (sin comillas) y aparece mi comunidad en neurona la primera (sí, lo sé, después de los anuncios) de una lista de más de 104.000 referencias.

¿Es mucho o poco esta presencia? Sinceramente, no lo sé. Sólo sé que profesionalmente debo de estar y que hasta la fecha no me ha costado un euro, sólo unos buenos ratos escribiendo con ustedes (salvo el gasto de ADSL, se entiende). 

Un último dato, el doméstico vídeo en You Tube se acerca a las 2.000 visualizaciones. La pechá de reír que se estarán dando algunos/as a mi costa. Eso es bueno. Saludos.