martes, 20 de marzo de 2007

Ante todo, empresario

Fuente de la imagen: geralt en pixabay
El trabajador por cuenta ajena, el empresario y ¿el autónomo? Le costó un tiempo dilucidar a mi subconsciente la figura del “autónomo” y convencerlo de que era un empresario, más que un trabajador por cuenta propia. A partir de ahí, les explicaba a mi alumnado de las clases de Economía y Empresa, Gestión de Proyectos y Marketing y Publicidad, finales de los ochenta, que el “autónomo” no era una ave rara, sino una persona que se lanzaba al ruedo de la actividad empresarial y que, a efectos de la Seguridad Social (SS), cotizaba en un régimen distinto (ahora el RETA). 

En verdad, eso de “por cuenta propia” ya generaba risotadas en la universidad, por el hecho de dos figuras en una: trabajador por cuenta de empresario. Coincido con Fernando Vizcaíno de Sas, socio director del Estudio Jurídico Vizcaíno Casas, cuando interpreta que el futuro Estatuto del Trabajador Autónomo, identifica de forma totalmente clara a los trabajadores autónomos con los empresarios reales y consagra el RETA como sistema de cobertura de la SS para estos supuestos (leído en la pág. 35 de la Gaceta de los Negocios,19/3/07).  (Formato de post modificado posteriormente. Fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: geralt en pixabay.