martes, 14 de noviembre de 2006

La vivienda se estanca, afortunadamente

Autor: Manuel (Málaga, España). Acabo de revisar la prensa impresa retrasada de la semana pasada y me pregunto si los ideólogos de algunas organizaciones empresariales del sector de la construcción y promoción de viviendas, junto con los dircom (directores de comunicación) de grupos empresariales, superinteresados en que suba indefinidamente el precio de la vivienda para, de esa forma, tapar sus presuntos negocios piramidales, siguen intentando perpetuar argumentos, intoxicar al personal (o cara dura), para seguir defendiendo que no existe crisis en el sector inmobiliario y que el ruido de los medios de comunicación, al respecto, no hace sino dañarles.

Hasta pueden tener parte de razón (en lo de afectarles negativamente a su triste estrategia), pero ¡no confundamos el tocino con la velocidad! Son otros millones de personas, trabajadores/as y economías de escalas, los verdaderamente damnificados por la corrupción inmobiliaria. ¡A vender patrimonio para pagar al personal, a la Administración Pública, a los proveedores y satisfacer los compromisos con los clientes y si se ha incurrido en estafa u otras irregularidades tipificadas en el código penal, pues, si procede, al trullo!

A título indicativo, rescato algunas cabeceras de noticias a lo largo de esta semana: “los promotores constatan el fin de la fiesta inmobiliaria”, El Periódico de Cataluña, miércoles, 8; “Atrapados en el ladrillo”, La Vanguardia, martes, 7; “La Banca aplaude la reforma hipotecaria porque ayudará a las familias a salvar la crisis”, La Gaceta de los Negocios, sábado, 4; “La puesta a la venta de viviendas compradas como inversión satura el mercado malagueño”, Diario Sur, viernes, 3; “La imagen de España, bajo la losa de la corrupción urbanística”, Cinco Días, martes 7; “Los promotores constatan el fin de la fiesta inmobiliaria”, El Periódico de Cataluña, miércoles 8; “Locos por el ladrillo: más de 100.000 empresas de la construcción se han creado desde el boom inmobiliario”, elconfidencial.com (digital), viernes 10. Hasta el comisario Almunia, ¿oportunista nuevamente?, se apunta advirtiendo que “la evolución de la vivienda amenaza el crecimiento económico en España” (curioso, hace semanas leí una declaración suya en sentido contrario), ABC, viernes 10. Juzguen ustedes (Fuente de la imagen: sxc.hu).