lunes, 18 de agosto de 2003

Vivir es arriesgarse

"Vivir es arriesgarse a cometer errores" (Henry Harland). Buenos días. Dice Milan Kundera: "El hombre queda separado del pasado por dos fuerzas que se ponen inmediatamente en funcionamiento y que cooperan: la fuerza del olvido (que borra) y la fuerza de la memoria (que transforma)". No sólo no debo disimular mi existencia profesional, sino que, además de la expiación de los fracasos y errores que tímidamente se dejan ver en los textos, pienso en el granito de valor que ese conocimiento pueda aportar a otra persona en su tránsito por la vida empresarial. 

Aunque esta actitud comunicadora genere el riesgo de dejar de ser uno mismo, desintegrase en millones de partículas existenciales, creo que merece la pena aventurarse. Con mi básica (por no decir torpe) redacción, quiero ajustarme a la verdad de lo que he vivido, Cierto, es “mi verdad”; por eso procuro documentar las historias verídicas con otros datos públicos que puedan ser contrastados, con discreción y respeto, de forma que esos recuerdos ¿ensalzados o ennoblecidos por mi subconsciente? posibiliten al lector acercarse a “la Verdad”. 

Marcel Proust nos apunta la dificultad en el cálculo de la escala con la que los demás aprecian nuestras palabras o nuestros movimientos, pero esa parte de análisis y contrastación le corresponde al visitante del blog. Por el bien del lector y por mi bien, procuraré no agobiar con tantos post, ser prudente y no preconizarme. (Imagen y formato actualizado con posterioridad. Fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada posteriormente; fuente: pixabay.