martes, 1 de mayo de 2018

Perspectivas EPA para el Primero de Mayo

Fuente: INE
Ya estamos a primero de mayo, considerado como el Día Internacional de los Trabajadores. Antes de ponerme a escribirte, le he echado un vistazo a la Encuesta de Población Activa (EPA) en mi país, correspondiente al primer trimestre de 2018, que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE). Lo primero que resalta es la disminución del número de ocupados respecto al trimestre anterior en un 0.65%, teniendo en cuenta que la Semana Santa ha caído este año en ese periodo. El número de parados sube 0,78% y en términos desestacionalizados la variación trimestral es del –2,97%. La tasa de paro se sitúa en el 16,74%, lo que supone 20 centésimas más que en el trimestre anterior, si bien en el último año esta tasa ha descendido en 2,01 puntos. 
Fuente: INE
Coincido con lo que escriben Mario Izquierdo y Elena Vozmediano en el segundo boletín económico del Banco de España (BDE),  en el sentido que esta EPA muestra una moderación en el ritmo de crecimiento del empleo en el primer trimestre de 2018. Para estos técnicos del BDE, la variación del empleo a principios de 2018 ha tenido lugar en un contexto de un nuevo descenso de la población activa (–0,1%), a pesar del mayor dinamismo de la población total (0,4%), tras el incremento del 3,5% de la población extranjera, moderándose el ritmo de reducción de los desempleados hasta el -10,8%, con un descenso trimestral, en términos desestacionalizados, del 3%, superior a los observados en los dos trimestres precedentes. 
Fuente: INE
Otra variación que resaltan Izquierdo y Vozmediano es el descenso interanual de la población activa en el primer trimestre del año, del 0,1%, tras el repunte observado a finales de 2017, descenso que se registra a pesar del mayor avance de la población (0,4%, una décima por encima del crecimiento de 2017), reflejando una nueva caída de la tasa de actividad, hasta el 58,5%, tres décimas por debajo de su nivel de hace un año (véase cuadro 2). La tasa de actividad de la población de entre 16 y 64 años se redujo hasta el 74,7%, tres décimas menos que hace un año. Por edades se mantuvo el descenso entre los más jóvenes y se intensificó el descenso en el colectivo de edades intermedias, especialmente entre las mujeres. Con estas perspectivas y no olvidando la precariedad laboral que nos envuelve y el descarado fingimiento de los poderes fácticos, me pregunto si he hecho bien en analizar los datos de la EPA (Fuente de los gráficos: INE).
Fuente: INE