sábado, 17 de marzo de 2018

¿Es cierta la fuga de empresas en Cataluña?

Empresas creadas en 2017 en España. Fuente GEDESCO
En relación a la situación en Cataluña, en los últimos años, más concretamente en los últimos meses, y dejando a un lado el drama social consecuencia de la ineptitud política (que ya lo he tratado indirectamente en textos como “El nuevo Tripartito”, “Ponderación y armonía”, “Poco o nada sensible”, “Marco independentista” o ¡Que es deporte, jopé!), me ha interesado la repercusión económica; textos como “Dependiendo del comparativo, sube o baja”, “Desaceleración de frutas y verduras”, “Inexistente” modelo de turismo sostenible”, ¿Coyuntural o Tendencia? ¡Buen puente! o” Cambio de Sede Social Entidades Jurídicas”, son prueba de ello. 

Te relaciono lo anterior porque la tarde del viernes la pasé hojeando la guía que, sobre la situación empresarial en Cataluña, me ha remitido Javier García (Gracias), elaborada por la organización que dirige (Gedesco).  Me dice Javier que es mucha la información que han recibido en los últimos meses sobre la situación de Cataluña, analizando en el documento el impacto económico-financiero para las empresas de esta comunidad autónoma desde la óptica de la creación/disolución y de los cambios de domicilio social. Ya en un informe anterior, sobre creación de empresas en mi país en enero de 2018, se dejaba entrever algunos indicios, como por ejemplo la bajada del 26.41% en el primer mes de 2018 respecto al mismo mes del año anterior (si quieres acceder a ese documento o a otros en la misma línea, clickea AQUÍ). 

Respecto al cambio de domicilio social y si es cierta la fuga de empresa, para Gedesco existe una clara tendencia de aumento en el volumen de migración de empresas que se van de Cataluña desde el mes de noviembre, con 161 empresas, que sigue creciendo en diciembre con 382 y se registra el número más alto en enero con 409 empresas. Comparando el dato de empresas que emigran de Cataluña con las que inmigran, todavía es más llamativa la diferencia, ya que en 2016 y principios de 2017, observando que la mitad de las que se iban se compensaban con las que venían. Pero a partir de noviembre de 2017, la media de los cuatro últimos meses muestra cómo del total de empresas que solicitan el cambio de domicilio social, el 95 % aproximadamente emigran y solo un 5% inmigran a Cataluña. 

En cuanto a los datos globales de disolución de empresas, el registro de 2017 es menor respecto a 2016, en concreto ha disminuido el porcentaje de disolución de empresas un 13,05%. En ambos años coincide que la fecha de mayor disolución de empresas es en diciembre y enero, coincidiendo con el final e inicio de año. El importe de licitaciones adjudicadas por la Administración Pública en Cataluña en 2017 ha sido de 97.566.380,40€. Respecto a los 137.870.491,43€ de 2016, supone una disminución del 29,24%. Concluye Javier que 2017 no ha sido precisamente uno de los mejores años para el tejido empresarial en Cataluña, ya que ha variado negativamente la creación de empresas por encima de la media en España y ha disminuido considerablemente el volumen de licitaciones adjudicadas para esta comunidad, pese a haber subido en los datos globales nacionales.