viernes, 14 de julio de 2017

Manolete,si no sabes torear pa qué te metes

Desde 2004, son numerosos los momentos que en este sitio he escrito sobre la inflación. Desde el lejano y varias veces remasterizado “Estanflación”, donde refrescaba las clases de Economía del Sr. Grana (recordando los apuntes de la asignatura que te referencié en el texto “Confianza perdida”), conforme la economía de mi país iba evolucionando, de vez en cuando me daba la “neura” por escribir sobre este concepto económico. Y ayer, después del ”empachón” de la prensa económica y generalista de mi país, con presuntos “periodistas” (se me vino a la mente el dicho: “Manolete, si no sabes torear pa qué te metes”) que o no tienen ni idea de economía o manipulan descaradamente la información económica en uno o en otro sentido, con la noticia de la reducción de la inflación al 1,5%, situándose el diferencial respecto a la zona euro en 0,3 puntos, tres décimas inferior al dato de mayo, pensé que reconocer los avances es cosa de sabios y advertir de los riesgos también. 

Ciertamente, según avanzó el Ministerio de Economía del Gobierno de España, el Índice de Precios de Consumo (IPC) aumentó en junio de 2017 un 1,5% interanual, cuatro décimas menos que en mayo, según las cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), coincidentes con la adelantada a finales del pasado mes. La explicación de esta evolución se encuentra en la desaceleración de los precios energéticos, en particular, de los carburantes y lubricantes y, en menor medida, de la electricidad, así como por el menor ritmo de crecimiento de los precios de la alimentación no elaborada. En sentido contrario, los precios de los servicios, de la alimentación elaborada y de los bienes industriales no energéticos (BINE) se aceleraron. En términos intermensuales, el IPC ha registrado una tasa de variación nula en junio de 2017, frente a la subida del 0,5% en el mismo mes de 2016.

¿Cómo han evolucionado los precios de los productos energéticos? Pues aumentaron un 3,7% interanual, pero (y aquí está la clave) 4,6 puntos menos que en mayo, consecuencia de la desaceleración de los precios de los carburantes y lubricantes, los cuales pasaron del 4,9% interanual en mayo al 0,4% en junio y, en menor medida, de los precios de la electricidad, que moderaron el ritmo de crecimiento 7,8 puntos, hasta el 8,4% interanual. Por su parte, los precios del gas se aceleraron 1,7 puntos, hasta el 10%. En cuanto a los precios de la alimentación, estos crecieron el 0,9% en junio, tres décimas menos que en mayo. La inflación de la alimentación no elaborada se situó en el 1,4%, 1,4 puntos por debajo de la del mes precedente, destacando la evolución de los precios de las frutas frescas, que pasaron de crecer el 3,2% en mayo a caer el 2,6% en junio y, en menor medida, de las legumbres y hortalizas frescas, que se desaceleraron 2,3 puntos, hasta el 1%. Los precios de la alimentación elaborada, bebidas y tabaco aumentaron el 0,7% en junio, tres décimas más que en mayo.

Si al dato de inflación anterior le quitamos los elementos más volátiles del Índice de Precios al Consumo (IPC), es decir, restamos la alimentación no elaborada y la energía (resultado que se conoce como "inflación subyacente", dato a tener muy en cuenta en la gestión de la política monetaria), la referencia estadística aumentó dos décimas en junio, hasta el 1,2%, debido a la aceleración de todos sus componentes, principalmente los servicios y, en menor medida, la alimentación elaborada y los BINE. Los servicios se aceleraron dos décimas, hasta el 1,9%, como consecuencia de la evolución de los precios de turismo y hostelería, que pasaron del 2,4% interanual en mayo al 3% en junio y, en menor medida, del transporte público interurbano, cuyos precios se aceleraron 2,7 puntos, hasta el 3,5%. Por su parte, los BINE aumentaron en junio el 0,2%, una décima más que en mayo. En fin. Reconociéndote mi formación profesional, ya se me pasó el calentón. Si quieres interpretar los datos, sugiero visites la información facilitada por el Instituto Nacional de Estadística español (INE). Fuente de la imagen: pixabay.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel