lunes, 31 de octubre de 2016

¿Por qué no?

En relación a cuándo comer un plátano, cuanto más maduro esté más dulce es y más fácil será digerir, si bien habrá perdido parte de los minerales y vitaminas. ¿Y te has planteado cómo pelar y comer un plátano? ¿Por la parte que crees es la superior? ¿Por la parte inferior? Para salir de dudas, basta con observar a un primate como se lo come. Similar cuestión cabría plantearse al disfrutar de un helado: ¿Cómo ponemos la cuchara en la boca: hacia arriba? Así podríamos preguntar y preguntar sobre cualquier tema que se nos cruce en el camino, como la pregunta que puede que se planteara la creadora del corrector líquido (Liquid paper): ¿Por qué los pintores pueden pintar encima de sus errores y un mecanógrafo no? Parece como si la creatividad, la innovación… es cosa de seres que habitan en otra órbita o estadio mental, pero no tiene por qué ser así, ya que magníficas respuestas a profundas preguntas pueden surgir de nuestra mente en cualquier momento y enfocando la cuestión con ángulos totalmente distintos a los cotidianos o tradicionales (Fuente de la imagen: pixabay). 

Provocador, divertido y ¿por qué no? puede que provechoso. Lo anterior viene a colación porque este fin de semana he estado re-hojeando el texto de Ian Ayres y Barry J. Nalebuff Why Not?: How to Use Everyday Ingenuity to Solve Problems Big And Small[1], que traducido con mi inglés de los Montes de Málaga es algo así como “¿Por qué no?: ¿Cómo utilizar el ingenio cotidiano para resolver problemas grandes y pequeños”, donde se inventarían muchas ideas, unas convertidas en realidad, otras todavía en los cajones. Pero por encima de las interesantes ocurrencias que se cuentan en las páginas, se encuentra el proceso mental que se propone y por qué es bueno hacerse ese tipo de preguntas para resolver los problemas grandes y pequeños que nos encontramos todos los días, utilizando el ingenio, mezcolanza que probablemente sea incluso mejor que comer un plátano de la manera correcta (Jeje). A continuación te dejo un vídeo, subido a Youtube por Barry Nalebuff, con una conferencia a Yale Alumni sobre el uso de este enfoque sistemático para la resolución de problemas y la incentivación de la creatividad.

[1] Ian Ayres y Barry J. Nalebuff. Why Not?: How to Use Everyday Ingenuity to Solve Problems Big And Small. Harvard Business School Press. 2006.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel