martes, 3 de febrero de 2015

Normativa más sencilla

Si eres follower de este sitio conocerás mi interés en la primera década de este siglo por la contabilidad en general y por las normas internacionales en particular. Lejos queda el texto que, junto con Milagros, elaboramos en 2002, sobre el anterior plan general de contabilidad, editado por la editorial de La Factoría de la Red, los grupos de trabajo sobre las NICs en los que participé desde 2005, los cursos sobre el borrador del nuevo plan de contabilidad que impartí en 2007 en el Colegio de Economistas de Málaga o las jornadas impartidas en la capital del reino. El colofón lo constituyó el manual sobre el nuevo plan de contabilidad, que fue publicado por Editeformación e Interempleo. Además de los textos en este blog (ver búsqueda parcial), puedes visitar el sitio “Práctica contable”, si bien reconozco que desde hace un tiempo lo tengo dejado de la mano de Dios.

Respecto al anterior plan, pensaba que las pymes y las micropymes españolas deberían disponer de una normativa contable más sencilla o simple. En la llegada del nuevo plan, esta crítica se intensificó, recordando esta mañana a aquel alumno que en mayo de 2007 me retó a que hiciera una propuesta. Y es que no entendía muy bien por qué a una empresa pequeña se le exigiera contablemente lo mismo que a una gran empresa. Sí, llegaron los planes para pymes y micropymes, pero adaptaciones a todas luces insuficientes. Ése no era el espíritu de la normativa internacional que se pretendía incorporar, vociferaba a los cuatro vientos. Cuando ya casi me había olvidado de estos frentes, anoche leía a Fernando Puente en El Economista, que “El Gobierno prepara de forma urgente un nuevo plan contable para pymes, mucho más simple”. 

Parece que por imposición europea el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas prepara a marchas forzadas un nuevo plan contable que intentará hacer más asequible la tarea de llevar las cuentas a las pequeñas y medianas empresas. Fernando apunta que ”algunas de las obligaciones contables impuestas a las empresas más modestas son excesivas y no son proporcionales a los beneficios obtenidos en forma de estandarización de la información financiera”. Esperemos que esta remodelación no se quede en agua de borrajas. Según Puente, se estima que el documento en el que trabaja el ICAC estará listo a lo largo del año y previsiblemente podría entrar en vigor a principios de 2016 (Fuente de la imagen: sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel