viernes, 17 de octubre de 2014

Efecto Pigmalión

El anuncio de Ikea que vi hace unas semanas en la tele, “Nada como el hogar para amueblarnos la cabeza”, y que tienes a continuación, me recordó el “Efecto Pigmalión” que estudié a principios de la década de los noventa del siglo pasado, en una asignatura de Psicología, y que, casualmente, también hemos estudiado esta semana en la disciplina “Técnicas de Negociación” del grado en Derecho, con Andrés. Según leo en la Wikipedia, el rey chipriota Pigmalión buscó durante muchísimo tiempo a una mujer para unirse en matrimonio, pero ponía una condición: “debía ser la mujer perfecta”. Frustrado en la búsqueda, decidió no casarse y dedicar su tiempo a crear esculturas preciosas para compensar la ausencia. Una de éstas, Galatea, era tan bella que Pigmalión se enamoró de la estatua. Afrodita, conmovida por el anhelo del monarca, convirtió a la estatua en humana, para felicidad de Pigmalión.
Ese hecho fue catalogado como “el efecto Pigmalión”, ya que su protagonista superó lo que esperaba de sí mismo y al pensar tan intensamente que la estatua estaba viva, ésta llegó efectivamente a tener vida humana (aunque, parece ser, con la intervención de la Diosa del Amor). Siguiendo las ideas claves de la asignatura, en 1969, el profesor en la Harvard Business School J. Sterling, publicó “Pygmalión in Management” relacionando las investigaciones realizadas sobre la motivación y la gestión empresarial, centrándose en la influencia que tienen las expectativas de una persona en la conducta de otra, concluyendo que si esas expectativas que deposita un directivo en un subordinado son altas, su rendimiento es superior y, por el contrario, si son bajas su rendimiento disminuye. A pié de post te dejo la película británica Pygmalion, subida a Youtube por airgamboy 21byblos21, de 1938, dirigida por Anthony Asquith y Leslie Howard, con actuación de éste y de Wendy Hiller, basada en la obra de teatro homónima de George Bernard Shaw.Si puedes, recarga pilas en este fin de semana.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel