jueves, 31 de julio de 2014

Simple gerencia

¿Es justo que el líder se lleve todos los parabienes cuando se obtiene éxito en una empresa, proyecto, proceso o actividad? Por mucha difusión, decencia o sinceros agradecimientos del focalizado protagonista, lo tradicional o cotidiano es que todos centremos en él el triunfo, en vez de pararnos en el análisis de todo el grupo de personas que lo ha acompañado. Sin embargo, para Henry Mintzberg[1], este planteamiento está cambiando, de forma que hoy cobra más importancia el gerente o coordinador, al conjugarse en su perfil, además de las capacidades propias de la gerencia, el espíritu del líder en sí, debido a que realmente este directivo no hace otra cosa actualmente que liderar. Por tanto, el gerente tradicional, obligado por el cambio de época en el que estamos inmersos, le ha cedido el testigo al gerente que transita una red de contactos y, obviamente, la gestiona.

[1] Henry Mintzberg. “Simply Managing: What Managers Do - and Can Do Better”. Edit. Berrett-Koehler. 2013. Páginas  216.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel