viernes, 21 de marzo de 2014

Preeminencia contextual

Según el doodle de Google, comienza la primavera (leído en La Verdad). En este cambio de época que estamos viviendo, con independencia de la equidistancia del equinoccio o solsticio en el que nos encontremos, todo el año hay que estar relacionándonos proactivamente desde el alba hasta el crepúsculo, para garantizar el sustento de algo de carne para el hogar del mañana, estando, por tanto, las agendas bastante apretadas. Pero hay jornadas donde, sobre la marcha, las programaciones se compactan aún más, como el día de ayer, que empezó con el equipo perfilando el informe de inventario de bienes y derechos de Mediodes, que estaba previsto entregarlo hoy en la Ciudad de la Justicia (ver planificación), para seguir por la tarde en una webinar con Jordi, de shareBI, que explicó su software para la toma de decisiones. Terminé entrando la noche, asistiendo a la clase del Magistrado Coordinador del Gabinete Técnico del Tribunal Supremo (Sala de lo Penal), Eduardo de Urbano Castrillo, que trató sobre los Procesos de familia y matrimoniales.

La reflexión que esta mañana extraigo del análisis en perspectiva de lo transcurrido ayer, es la importancia que en todo proceso de comunicación no sólo tiene el emisor, el receptor, el mensaje y el canal, sino la preeminencia del contexto, es decir, las circunstancias que rodean o influyen de alguna manera en el desarrollo del acto comunicativo (no sólo los elementos físicos, sino también psicológicos o emocionales) y, por supuesto, la retroalimentación o feedback. En la conformación de la cavilación anterior, ante ti juego con ventaja porque igualmente  ayer, a mitad de la mañana, todo esto nos lo explicó Jesús en una sesión formativa presencial, disertando sobre la Comunicación. Y es que una de nuestras particularidades como seres humanos es la naturaleza social que nos envuelve, que se traduce en una necesidad de interactuar y de comunicarse con los semejantes. Si puedes, recarga pilas en este fin de semana primaveral (Fuente de la imagen: sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel