domingo, 9 de febrero de 2014

Cruzando la calle

Invitado a comer, ayer estuve en Carratraca, identificado por su balneario, antaño uno de los más conocidos de la región, foco no sólo de la vida y actividad social de la burguesía, sino de la sanidad pública y la beneficencia durante el siglo XIX, regentando también un papel importante en la propia historia de la medicina (Fuente: Wikipedia).

Sin embargo, según me comentaron los propios lugareños, de un tiempo a esta parte, parece que el centro ha perdido toda la gloria y el atractivo comercial para las pymes del pueblo y para el propio tejido social del histórico ámbito de influencia, estando actualmente regentado por el grupo de alto estanding Villa Padierna, desapareciendo por completo las estampas de los clientes que no se alojaban en el balneario, porque no podían permitirse sus precios, y sí en las fondas aledañas, cruzando la calle en bata, zapatillas y toallas.

En fin. Historias, críticas y tristezas escuché y sentí, pero no es el lugar ni el momento. Comimos demasiado y a buen precio en el cálido entorno familiar “Casa Pepa”, al cual llegas cruzando la calle si vienes desde el balneario, refectorio que tiempo atrás fue una de las fondas donde parte de la clientela, no tan pudiente, se alojaba a precios muchos más económicos, para acceder al disfrute de las aguas termales, cruzando la calle. Te dejo una foto, realizada en la, por dos veces mencionada, calle cruzada, "Antonio Rioboó", entre Casa Pepa y el balneario, con algunos de los acompañantes (Manuel, Pepa, Vero, Rubén, Paula, Mili e Isa).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel