lunes, 21 de octubre de 2013

Anhelado respeto

A pesar de la que está cayendo en mi país (España) y parte de la zona euro, todavía hay gente, como Susan R. Meisinger (Human Resource Executive: A Lesson in Generational Differences), que piensa que las oportunidades de trabajo se incrementarán para todo el mundo conforme éste se vuelve más global. Será en su ámbito territorial de actuación o en ciertas altas órbitas directivas o a determinados países como China o Brasil.

En lo que sí estoy de acuerdo con Meisinger es en que formamos parte de una generación de transición, debido a que vivimos espaciosos desafíos y disponemos de opciones que no disfrutaban las generaciones de nuestros padres y abuelos. Pero, en el fondo, desde el siglo XVIII toda generación es de transición ¿Y por qué no decir desde siempre?

Efectivamente, dejemos de comparar generaciones y centrémonos en resaltar los agentes que ensamblan unas con otras: conformidades, destrezas, seguridad laboral, sanidad, prestación salarial, ... Y por encima de todo, el colaborador o colaboradora anhela respeto por su trabajo y por su persona, cuestión que debería ser tenida mucho más en cuenta por los profesionales de los Recursos Humanos, expertos o gestores en/de personas, como les gusta llamarse ahora (Fuente de la imagen: sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel