lunes, 15 de julio de 2013

Sentido común

Buenos días y buena semana. Para ser lunes, tarde llego a la cita. La razón no es otra que el homenaje que anoche me di a base de “pescaito” frito y vino blanco afrutado de Málaga. Por motivos formativos, desde el viernes he estado alojado en el hotel Melia Lebreros, en Sevilla (España). La relación calidad-precio de la habitación buena, pero la manutención la considero cara, así que callejeé un poco por los alrededores. Por cierto, la caña de cerveza a 0,45 euros (la jarra a 1 euro) y las raciones estaban bien. Nada que ver con la caña que me tomé en la estación Santa Justa, en La Barrila  (Autogrill Iberia), a 2,20 euros tickado en la factura “proforma”. Ante mi queja, se me dice que estaba en la estación. Ni estación ni nada ¡Qué estamos en crisis! Sólo hay que aplicar sentido común y ya está. Vale que no se me cobre a 0,45 euros, pero ¿a 2,20 euros? Ni que estuviera en el Ritz. En fin. Así nos va a los españolitos y españolitas, comulgamos con ruedas de molino, ya sea una caña a 2.20 euros o leyendo los presuntos SMS del presidente del Gobierno (El Mundo) ¡Y tan panchos!

Voy a cambiar de tema porque estoy empezando a cabrearme y hoy es lunes y quiero contarte algo positivo. Escribía D. Ramón Gómez de la Serna, autor de Greguerías:

“Ese precioso y necesario don del sentido común, que es el menos común de los sentidos.”

 Ayer recibía en la capital del reino andaluz el artículo en pdf de Nuria en el Sur, sobre la firma de Geotecnia Enypsa y su salida de concurso de acreedores (si quieres leer el texto clickea AQUÍ). Según su representante, las causas de haber llegado a esta nueva situación mercantil son las siguientes: "el prestigio técnico, que sigue teniendo Enypsa, que ha hecho que muchas empresas hayan seguido contratando sus servicios durante el proceso concursal, el sacrificio y el compromiso de los trabajadores y el papel de la administración concursal (encarnada en Manuel Velasco), que ha estado, en su opinión, lleno de sentido común". Gracias, pero sólo me he limitado a ejercer la función que me encomendó SSª el Magistrado Juez, de la mejor forma que sé, intentando sumar, no restar. Por lo demás, les deseo la mejor de las suertes empresariales. Te dejo parte de un dibujo que el peque me ha hecho, imaginando el humo que salía de mis orejas cabeza en este largo fin de semana de estudio.

1 comentario :

  1. El buen sentido es lo que mejor repartido está entre todo el mundo, pues cada cual piensa que posee tan buena provisión de él, que aun los más descontentadizos respecto a cualquier otra cosa, no suelen apetecer más del que ya tienen. (Descartes. Primera -y demoledora- frase de su Discurso del Método)

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel