martes, 19 de febrero de 2013

Entonar el mea culpa

"Mea culpa" es una locución latina que significa «por mi culpa». Para acentuar el mensaje se inserta el adjetivo máxima, que se traduciría como «por mi gran culpa». También se suele usar como la expresión: «entonar el mea culpa», reconocer errores y pecados propios (Fuente: Wikipedia).

No es tan fácil como parece reconocer faltas, deslices o meteduras de pata, admitiendo la carga y pronunciando las preceptivas clemencias. Más bien es muy difícil para un jefe, coordinador, directivo o líder coger ese toro por los cuernos.

En la tarde de ayer escuché las disculpas de un directivo ante los componentes de uno de los equipos a su cargo. Mientras presenciaba la escena meditaba sobre lo difícil que puede ser expresar un "mea culpa" y más si el que lo hace es considerado por los demás líder formal o informal.

Si el directivo lo enfoca bien, lo negativo previsiblemente se convertirá en muy positivo. Si por el contrario, el comentario es tibio o no se hace de forma verdaderamente sincera, para el susodicho será peor el remedio que la enfermedad.

Por otro lado, algún miembro podría pensar que el directivo es débil o deleznable, pero hay que pasar de esos planteamientos y centrarse en aquéllos otros que generan un aura de personalidad y de confianza (Fuente de la imagen: sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel