miércoles, 20 de febrero de 2013

Con celo cordobés

Después de la laboriosa ejecución de una ya de por sí ajustada agenda, en el crepúsculo de ayer decidí darme un pequeño homenaje y descorché el caldo que el lunes me obsequió Rafa (Gracias), enólogo de la Bodega Sánchez Rosado y compañero en uno de los proyectos en los que tengo la suerte de colaborar.

El producto no es otro que el tinto CARTIMA SIGLO XXI (C.S.XXI), de la familia Sánchez Rosado. Rafael, conocedor de su oficio, por su preparación en ingeniería agrícola, y de todo lo que envuelve al concepto vitivinícola, construye con celo cordobés la integración de esencias Tempranillo, Garnacha y Syrach, procedentes de la Finca “La Chamusca”, en el paraje de Viñas Viejas, situado en el municipio de Cártama (España), para moldear ese caldo, no sin antes perseverarlo durante unos meses del "mundano mundo" (redundancia adrede) que nos toca vivir, en barricas de roble americano.

Como ahora no me lee, porque irá camino de Granada (España), te diré que aunque no llego a sus finos sentidos de enólogo, sí detecté en nariz una explosión de frutas en su punto y una potencia en boca que me obligó a surtirme de más bocados de chivo malagueño cocinado a la antigua usanza, buena elección para acompañar a este estructurado vino. Te dejo una foto de un brote de vid. Fuente de la imagen: página web de la bodega.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel