martes, 6 de marzo de 2012

¿Importar o exportar?

Da la impresión que en vez de exportar los derechos conseguidos y los planteamientos sociales del viejo continente, a países como China o India, estamos importando de esas zonas sus censurables políticas productivas, ya sea en el trato al medio ambiente o los horarios y las retribuciones de sus trabajadores y trabajadoras.

Pero, al menos en apariencia, no todo es brutal explotación en esas regiones. Por ejemplo, cuando llegó la crisis, Singapur, que le afectó bastante, sólo alcanzó en el año 2009 un nivel de desempleo del tres y pico por ciento.

Entre otras acciones que propiciaron que el paro no subiera tanto en esa república, se encuentra la política de ayudas al empleo, que pagaba a las empresas para que mantuvieran a los trabajadores dados de alta hasta que la demanda reavivara.

Lo curioso es que parece que este enfoque gubernamental de Singapur fue importado parcialmente por países como Alemana, Bélgica o Finlandia. ¿Y España? (Fuente de la imagen: stock.xchng).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel