sábado, 6 de agosto de 2011

También

Invitado por un grupo de emprendedores, ayer estuve en un coctel en la capital del reino. No me apetece los viernes por la tarde viajar, pero mereció la pena el esfuerzo, no ya por la posibilidad de relacionarse en un ambiente creativo, sino también por la oportunidad de beber de ricas fuentes de conocimiento.

De todo lo reflexionado y aprendido, te escribo hoy sobre la poca o nula importancia que el empresario le da a proyectos de negocio que, a priori, son sencillos pero que dejan un cash periódico muy interesante.

Con la excusa que la mayoría de estos proyectos empresariales no llegan a buen puerto, parece como si nos diera alergia escucharlos y no estuvieran a la altura de nuestro compacto curriculum vitae lleno de MBAs de las mejores escuelas de negocio y un rosario de experiencia en distintas y primeras organizaciones.

Lo que no sabemos o queremos reconocer es que el cementerio de empresas también está lleno de Grandes, Fastuosos, Faraónicos Planes de Negocio, diseñados también por esos mismos perfiles y que también fracasaron.

A pesar de la crisis que nos acucia, seguimos priorizando complejos proyectos con flujos de caja que sólo el papel lo aguanta, ya que la incertidumbre actual obliga a dejar en un segundo plano, todos los partos mentales que nuestro cerebro genere, para argumentar la tendencia de tesorería virtual de los planes de negocios.

En conclusión, también hay que escuchar y estudiar esos proyectos que pueden parecer ridículos, sencillos o simplones o que sean propuestos por “gente” que no tengan tantos estudios y tanta experiencia, pero que sus ratios económicos, financieros, sobre todo los flujos de caja, y comerciales, después de una ojeada, te sorprendan.

También, hay que escuchar a esos emprendedores, presuntos “don nadie”, con igual o más interés que a esos elitistas que pavonean por los medios de comunicación y los cocteles, eructando y faroleando, mientras los demás alabamos sus guapuras y los tipos que tienen (dibujo de imagenes-gratis.net).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel