domingo, 11 de noviembre de 2007

Los Reyes Magos de Oriente

Fuente de la imagen: Angeleses en pixabay
Estuvimos el sábado en el centro comercial para realizar el aprovisionamiento mensual de los productos de primera necesidad ¡Qué te voy a contar de cómo están los precios! De las cadenas que frecuentamos: Mercadona, Eroski, Carrefour e Hipercor, después de observar la evolución de los precios en el mes de octubre en estos establecimientos, ayer nos decidimos por Carrefour, pero es difícil la elección, ya que, por ejemplo, me gustan los congelados de Mercadona, la pescadería de Hipercor y, el aceite de oliva (marca blanca embotellada por Hojiblanca) y, hasta hace poco, la fruta en el Eroski. Durante el mes de noviembre visitaremos esos cuatro hipermercados para, fundamentalmente, organizar las compras de diciembre y seleccionar dónde compramos lo fresco a consumir en Navidad ¡Toda una odisea! (foto de Wikipedia).

También, nos pasamos por los numerosos pasillos donde se exhiben los juguetes. Llegan los regalos de Oriente o los Reyes Magos de Oriente, como prefieras (paradojas de la vida). Made in China me imaginé en las etiquetas de todos los productos y me hizo recordar el artículo del número de octubre de la revista Business Wek, titulado “Cuello de botella en el mundo del juguete” (Bottlenecks In Toyland). A medida que Beijing impone medidas represivas contra los juguetes de exportación poco seguros y exige más controles, buena parte de los pequeños productores en China sienten el estrangulamiento financiero. En agosto, se ordenaron mayores controles y se les exigió a los fabricantes información detallada sobre las pinturas que utilizan.

En el pasado, los exportadores podían embarcar sus productos tan pronto como salían de la línea de producción; pero ahora tienen que mantener los juguetes en sus almacenes hasta que las autoridades tomen muestras y certifiquen la carga. Sin embargo, a pesar de los problemas, la mayoría de los juguetes llegarán a tiempo en la temporada navideña, ya que la nueva política exime las órdenes anteriores al 10 de agosto, con lo que es probable que un 80% de los juguetes para las Navidades ya estén navegando rumbo a sus puertos de destino. Las nuevas normas afectarán a los fabricantes el año que viene, porque tendrán que cambiar varios aspectos del negocio. En resumen, ojo avizor con lo que pedimos a los Reyes Magos para nuestros seres queridos. Imagen incorporada con posterioridad; fuente: Angeleses en pixabay.