martes, 9 de mayo de 2006

Decisiones imprudentes

Fuente de la imagen: SCAPIN en pixabay
He visualizado esta tarde los medios digitales y he leído la presunta estafa de dos entidades filatélicas. Donald D. Rugg (reconocido experto en fondos de inversión y otros productos financieros), nos decía ya en el año 1986 que existen nueve razones principales por las cuales los inversores, y en especial los pequeños, toman con frecuencia decisiones imprudentes: 1. no logran desarrollar una estrategia acertada; 2. asumen riesgos excesivos o insuficientes; 3. hacen una mala selección de sus inversiones; 4. no escogen el momento oportuno para actuar; 5. la diversificación de sus inversiones no es adecuada; 6. pagan altos costes de transacción; 7. tienen malos asesores; 8. no logran controlar sus emociones, en especial la avaricia y el temor; 9. pagan demasiados impuestos.

Casi veinte años después, la mayoría de estas razones siguen estando de rabiosa actualidad. El pequeño y típico inversor no dispone de los conocimientos, el tiempo o el deseo necesarios para evitar caer en tales errores. Mi tía, mi hermano, mi suegra, mi cuñado, etc. tiene unos ahorrillos y se cree la historia de la multiplicación de los panes y los peces y del rédito fácil que he contado. Yo, el sabelotodo aprendiz de financiero, en mi ámbito social de actuación administro o asesoro colateralmente, sin responsabilidad y sin preparación (o con una cara muy dura), ingentes capitales; ésta puede ser una de las muchas formas de iniciar la historia piramidal. (Formato de texto cambiado posteriormente. Fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: SCAPIN en pixabay.