jueves, 13 de mayo de 2004

Así hablábamos de Zarathustra

Refresco los buenos momentos que pasaba con algunos amigos (Javier, Juan, ... ), en el instituto, comiéndonos el coco con Federico Nietzsche.

“Así hablaba Zarathustra” siempre era nuestra asignatura pendiente, porque por más circunvalaciones cerebrales que generábamos, nunca nos sentíamos satisfechos con la última interpretación a cada frase o texto que tocaba.

“Del espíritu de la pesadez”, que se nos resistía, le he puesto a Gustavo en su libro de visitas el texto primero.

Os dejo el primer párrafo de ese texto:

"Mi boca - es del pueblo: yo hablo de un modo demasiado grosero y franco para los conejos de seda. Y más extraña aún les suena mi palabra a todos los calamares y plumíferos" .

(Formato de texto mejorado posteriormente. Link actualizado. Fuente de la imagen:sxc.hu).