martes, 15 de enero de 2019

Posibles nuevas figuras tributarias

Ayer el Poder Ejecutivo (PE) de mi país presentó en el Congreso de los Diputados el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2019, unas cuentas públicas que, según dicho PE, fortalecerán a la clase media española con la recuperación y ampliación de derechos; apuestan por los jóvenes a través de medidas para dignificar el empleo y el acceso a una vivienda y, además, protegen a los colectivos más vulnerables al reforzar los servicios públicos esenciales con las mayores partidas de la democracia en pensiones, dependencia o becas.
 
Pero en estos momentos de alba, quisiera centrarme en las posibles nuevas figuras tributarias que aparecerán en el supuesto de que esas cuentas se aprueben. Y es que el PE ha contemplado en sus previsiones de ingresos el impacto de otras herramientas recaudatorias, cuya creación se está tramitando a través de los respectivos proyectos de Ley, como es el nuevo Impuesto sobre Transacciones Financieras, que grava con un 0,2% la compraventa de acciones de empresas cotizadas con una capitalización bursátil superior a los 1.000 millones de euros.

Igualmente, está el nuevo Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, que grava con un 3% los servicios de publicidad en línea, servicios de intermediación en línea y la venta de datos y que afectará a las compañías que obtengan 750 millones de facturación a nivel global y 3 millones en España. Finalmente, está pendiente la aprobación de una nueva Ley para reforzar la lucha contra el fraude fiscal que, entre otras medidas, prohibirá por ley las amnistías fiscales o limitará a 1.000 euros los pagos en efectivo entre profesionales. Fuente de la información: PE. Fuente de la imagen: pixabay.