viernes, 12 de agosto de 2016

¿Quiénes somos?

Hace ya unos años, 2008, cuando referenciaba el proyecto de Ernesto, urbeCOM, apuntaba como crítica la tardanza en localizar la identificación, dirección y teléfonos de contacto de la empresa, empresario o emprendedor que promovía la idea. Ocho años después sigo pensando que todo blog, página o portal que se precie, debe disponer de una solapa con los datos identificativos, la dirección de contacto, etc. No pasa nada porque seas de Bilbao, Sucre, New York, Pekín o de Ronda. La globalización e Internet también conllevan cosas positivas y ya no tienes que estar ubicado, necesariamente, en la capital de un estado, para liderar un emprendimiento global. 

Pues bien, hoy quiero reflexionar junto a ti sobre otra solapa que sigo detectando que no se le da la importancia que tiene, ese Quiénes Somos, Conócenos, Promotores, Acerca de, Perfil del Autor... No hay tantos sitios en Internet que cuiden este apartado. Y no es ya por la importancia que estos datos tienen para los visitantes, usuarios del sitio así como los futuros consumidores de los productos y servicios que directa o indirectamente (marca personal) se ofrecen, sino para saber quiénes están detrás, identificando adecuadamente a sus representantes, líderes o promotores. No me cabe la menor duda de la trascendencia de esta opción del menú, no sólo de las páginas webs, sino también de otros recursos, como son las bitácoras o blogs. Es deprimente leer un buen texto o una decente información y no saber quién lo ha escrito y quién lo ha editado, pero desgraciadamente lo sufro en más de una ocasión.

En cuanto al formato, aunque algunos "expertos" no lo aconsejan, me gustan las presentaciones en plan contando la historia del proyecto o del promotor, junto a las expectativas, su misión y sus valores. Creo que esa historia, documentada con imágenes, links, vídeos, clips… y bien narrada, genera una imagen seria a la par que honesta, lo que viabiliza, por ahora, diferenciarse de la competencia y, de cualquier modo, posibilita lazos con los visitantes o los clientes, inspirándolos, conectándolos con el emisor, lo que, a su vez, refuerza la construcción de la imagen pública de la empresa, el profesional o el bloguero. En todo caso, si no te gustan los relatos o historias, mientras que la información, aunque sintética, cumpla la función de identificación y acreditación, será más que suficiente, siempre que sea veraz, obviamente (Fuente de la imagen: pixabay).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel