domingo, 23 de noviembre de 2014

Comidas de negocios

Desde hace bastante tiempo, en textos como “La comida de empresa” o “¿Cómo está tu familia?” escritos en el año 2006, te trasladaba mis impresiones sobre las comidas de empresa y de trabajo. También, si eres follower de este sitio serás consciente que de vez en cuando lo salpico con referencias indirectas a reuniones, encuentros… en torno a una receta o un vino. Pues bien, esta semana que ahora termina he tenido una clase donde, entre otros temas, se han comentado técnicas para cerrar un negocio alrededor de una mesa de restaurante. Sí, en mi país, aunque les pese a algunos, es frecuente rematar los acuerdos en las comidas. Estudios realizados sobre el tema detectan que al menos la mitad del éxito en el negocio viene vía impacto visual (vestuario, higiene del pelo, barba, maquillaje y adornos en las mujeres, etc.), un tercio cómo hablamos y nos comportamos y el resto, otros factores como el tono de voz, los gestos, la sonrisa, etc. (Fuente: ideas claves apuntadas en clase).

Según la Universidad de Stanford, las "buenas maneras" son significativas para cerrar pactos, sobre todo, en países orientales, relacionando un quinto del éxito en una reunión de negocios a los conocimientos técnicos y los cuatro quintos restantes a su comportamiento, forma de hablar, gestos y otras habilidades que le hacen ser una persona socialmente agradable. Conocer a nuestros interlocutores también resulta de vital importancia para cerrar con éxito el negocio. Si previamente conocemos las aficiones y preferencias de la otra parte, podemos seleccionar un restaurante que haga más fácil nuestro objetivo, al "envolverle" en un ambiente sugestivo en el que se encuentre a gusto. Aspectos como sentar correctamente a los asistentes en la comida o no ir directo al grano (técnica japonesa), también pueden sumar. A continuación tienes el audiocuento “Almuerzo de negocios”, subido a Youtube por nico5150, escrito por Nicolás Doffo y narrado por el periodista Quique Pesoa, texto publicado originalmente en el nº 1 de la revista En Voz Alta (Fuente de la imagen: sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel