miércoles, 18 de noviembre de 2009

Respirar, reír, meditar

¡Uf! A miércoles y a esta hora del alba, las anotaciones del diario para hoy echan chispas. La ajustada agenda, si no la controlas, te puede agravar el nivel de estrés que acarrees y, lo que es peor, lleguen los fantasmas de la inseguridad y la desconfianza en uno mismo. Si estás atorado, te rondará por la cabeza todo lo negativo, amplificado, y perderás el norte del mañana. ¿Qué hacer? Pues, frena en seco, respira hondo todas las veces que necesites, habla con tus íntimos, ríe proactivamente, medita y mira la agenda desde distintos ángulos o perspectivas. Seguro que obtendrás una situación anímica distinta y, probablemente, mejor, a la par que otros caminos o enfoques que, seguro, te proveerán de nuevas soluciones. Ánimo. Confía en ti. Puedes hacerlo (imagen de tusgifsanimados.com). Post rectificado.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel