domingo, 5 de noviembre de 2006

Silicon Valley malagueño

Parece que no me he equivocado eligiendo Málaga para vivir. Sol, playa, montaña, buena gente y… el futuro Silicon Valley europeo, según Juan Luís Cebrián (leído en El País). 

Sería bueno para esta zona, con tanta corrupción ladrillista y perennemente damnificada económicamente, desde tiempo inmemorial, en beneficio de Sevilla, por mucho que el gobierno de la Junta se empeñe en decir lo contrario. 

Dice Cebrián que las empresas medianas desaparecerán de la economía global.

No lo veo claro porque, precisamente, el avance de la tecnología debería posibilitar el acceso de unidades de producción y servicios a mercados globales, antes impensables. 

¿Qué va a ser de esos grupitos empresariales medianos que conozco y que tienen sus sedes en el Parque Tecnológico de Andalucía

¿Sus ansias de grandeza en un pozo? ¿A seguir viviendo de las actividades locales originarias (formación asesoría, consultoría, etc.) que le permitieron cierto posicionamiento regional? 

¿Sus limitaciones organizativas y sus condicionadas miras le impiden expandirse y crecer en otros frentes de negocio? 

Bueno, al menos, pueden codearse con la creme de Cremades, unos partiditos de padel o golf (cosa que yo no puedo hacer) y, eso sí, soñar, siempre soñar, con un emporio global.