viernes, 24 de febrero de 2012

El camino nunca es sencillo

Ayer, me decía un empresario del sector de la automoción, envuelto en procesos de absorción de la comercialización de distintas marcas, que cuando su negocio era pequeño, disfrutaba del conocimiento de cada rincón de la empresa.

Sin embargo, ese tamaño no le posibilitaba la disponibilidad de recursos y la autoridad, nombre o potestad en el mercado.

Ahora, empieza a disfrutar de esa influencia y medios materiales, pero si pretende realizar una modificación en la organización, necesita tiempo y más recursos que antes.

Está luchando contra la burocracia que su equipo directivo y él mismo, sin darse cuenta, han ido implantando durante los últimos años en su estructura organizativa.

¡Ah! Aunque lo pueda parecer en determinadas épocas, el camino nunca es llano, pero con independencia de que sea tarde o temprano, al menos se está dando cuenta de lo que tiene que mejorar o “cambiar”.

La foto es de uno de los senderos de la Garganta de la Ventilla, en Arriate (Málaga, España). Si quieres más fotos, clickea AQUÍ. Si lo necesitas y puedes, recarga pilas en este fin de semana.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel