viernes, 12 de marzo de 2010

Inmenso tablero

Más tiempo del que me gustaría me paso negociando, ya sea con instituciones, proveedores, colaboradores, …, hasta el punto que algunos clientes me solicitan que les asesore y participe activamente en sus negociaciones con terceros. Ya sea por la concentración, por la responsabilidad, o por la búsqueda del acuerdo perfecto, el caso es que termino agotado y si le añadimos el traslado de los preacuerdos a documentos y resto de procedimientos organizativos y comerciales para cerrar el trato, ni te cuento. Pero por muy destrozado que te encuentres, al finalizar la jornada te queda un rescoldo de satisfacción por haber intentando hacerlo siempre un poco mejor. Realmente, si lo piensas, todos los días negocias algo. Imagínate el entorno interno y externo de la empresa como un inmenso tablero de negociación. Si eres uno de los sufridores lectores de este blog sabrás que no me gusta ver al interlocutor como un contrincante, sino a una persona con la que hay que llegar a un acuerdo. Para mí el verdadero adversario es el asunto que debe tratarse y superarse creativamente y bajo la premisa “ganar ganar”. Que disfrutes de un reparador fin de semana (imágenes de espaciolatino.com).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel